El agua tratada para el consumo humano es muy útil para diversas cosas, desde bañarse, hasta hacer la limpieza de la casa o lavar ropa. Además, un 10% de esta agua es utilizada para cocinar o para beberse, sin embargo debe de ser potabilizada para estos dos últimos fines.

 

El agua reciclada, por otro lado, cada vez se usa más para riego y el uso industrial. Hoy en día, incluso se comienza a reciclar agua totalmente para que esta vuelva a ser de consumo humano. Para ello se requiere de procesos de filtrado especializados. A pesar de ello, los procesos aún no se encuentran completamente implementados, por lo tanto la seguridad de esta agua no es total, frente a la del agua tratada que tiene mucho más tiempo en el mercado.

 

En muchas ciudades estadounidenses, sobre todo, ya es cada vez más común. Incluso, en algunos casos, el agua reciclada se vierte al suelo, de modo que se filtre de forma natural y vuelva a las tuberías de la ciudad. Para conocer más al respecto te invitamos a contactar a Pipas Acqua.